El homenaje a Manu Ginóbili tuvo dos condimentos muy especiales que hicieron vibrar de la emoción no sólo a las cientos de personas que fueron al estadio del San Antonio Spurs, sino también a quienes siguieron el espectáculo por televisión en todo el mundo.
Primero, un video que recopila los momentos más brillantes de Manu.
Luego, las propias palabras del basquetbolista que quedará en la memoria de la NBA por siempre.


Todo ocurrió anoche, después del encuentro entre San Antonio Spurs y Cleveland Cavaliers.
El homenaje era muy esperado, entre otras cosas, porque los Spurs retiraron la camiseta número 20 de Ginóbili, algo que sólo había ocurrido en otras ocho ocasiones en la historia del club.

En el video se repasan los mejores momentos de Ginóbili, las mejores jugadas y los momentos más destacados, aunque con un condimento muy especial: se escuchan las voces de sus compañeros describiendo lo que piensan de Manu. LaMarcus Aldridge, por ejemplo, lo describe como “el competidor final”.
“Tenías que dársela cuando el juego estaba por definirse, él encontraba el camino para obtener la victoria”.

Manu es todo, es un héroe, un ejemplo, una gran persona, somos buenos amigos y quiero agradecerle por todo”, agregó Marco Belinelli, otro de los más cercanos a Ginóbili.
Los halagos no paraban de llegar y, mientras tanto, aparecían algunas de las mejores jugadas de Manu, en muchas se lo observa siendo aún muy joven.

Pero si el homenaje ya era muy emotivo hasta ese momento, la palabra del propio Manu le sumó un condimento aún más especial a la noche.
Rodeado por su familia, amigos y ex compañeros, Ginóbili se mostró agradecido: “Esto es increíble.
Cuando era joven jamás imaginé alcanzar esto.
Quiero reconocer de dónde salí y la suerte que tuve, muchas personas me ayudaron para llegar a esto.
Sabía de sus gritos a la TV, de que saltaban en los sillones, muchas gracias a los argentinos que están acá y en casa, que son muchos”.

El momento más impactante fue cuando la camiseta de Manu, con el número 20 estampado, subió a una especie de “cielo” dentro del estadio.
Antes sonó una versión del himno argentino de la cantante Michelle Leclercq, una argentina nacida en Tigre de 23 años que emocionó a todos.

En su discurso, Manu alternó entre el inglés y el español.
“Papá y mamá, donde estén - dijo entre lágrimas -, creo que es mejor que no los vea, gracias por darnos todo lo que necesitábamos, darnos la libertad de elegir, aunque mamá, al principio no te gustó porque querías un hijo doctor.
Papá, siendo un fanático del
básquetbol, jamás interferiste en nada con mis compañeros, con entrenadores, clubes, pero siempre te sentí cerca apoyándome y eso vale más que cualquier consejo”.

Fuente: Big Bang News >> lea el artículo original