La Corte Suprema de Justicia de la Nación emitió una resolución en torno al recurso de amparo que La Pampa presentó por la cuenca Desaguadero-Salado contra el uso que le dan otras provincias, entre ellas, San Juan y Mendoza. Esa medida es celebrada por los pampeano como “un fuerte respaldo de la Justicia” a su reclamo. Sin embargo, al explicar la situación, el fiscal de Estado de San Juan, Jorge Alvo, aseguró que la resolución “no tiene implicancia alguna”.

“Esto no es un fallo. Es una mera resolución de la Corte, que asume la competencia de la causa y emplaza a La Pampa a que encauce su demanda, que había sido hecha a través de un amparo. Le informa que el caso requiere un mayor debate, una mayor amplitud probatoria, lo cual no es propio de un amparo, sino que debe hacerse a través de una demanda ordinaria”, detalló Alvo.

A la vez, detalló que “esos son los dos únicos puntos que resuelve la Corte. Es decir, recién estamos en la etapa inicial. Una vez que La Pampa encauce su demanda ordinaria se le correrá traslado al Estado Nacional que está siendo demandado y a todas las provincias que involucra la cuenca Desaguadero-Salado. Ahí se abrirá el debate en un proceso judicial que va a durar años”.

Y resaltó: “La implicancia es nada. Es la resolución que tiene cualquier caso que va a la Corte o a un Juzgado, donde lo primero que dicta es asumir su competencia y encauzar el reclamo. En realidad, La Pampa ha hecho dar trascendido más político que jurídico, porque dista mucho de la realidad jurídica”.

Cabe recordar que la resolución de la Corte Suprema de Justicia salió el jueves pasado.

Tras eso, el secretario de Recursos Hídricos pampeano, Javier Schlegel, celebró la resolución y señaló que “es la primera vez que la Corte Suprema de Justicia interviene y emite un documento, en este caso favorable a La Pampa, respecto al río Desaguadero. Es muy importante, es la cuenca más grande del país” e involucra a San Luis, San Juan, Mendoza, Río Negro, Neuquén, La Rioja y Buenos Aires.

“Es para nuestra provincia un pequeño paso, pero en la dirección adecuada al decir que es una cuenca”, sostuvo Schlegel y agregó que “los que están aguas arriba como San Juan y Mendoza te hablan de cañadón, cauce esporádico o sistema, lo cierto que es una cuenca natural y nos corresponde una parte del caudal que se embalsan completamente en ríos como el San Juan, Tunuyán, Diamante y demás cauces que forman el Salado”.

Ahora, La Pampa tiene un plazo de 10 días para formular la presentación no como amparo sino como juicio ordinario.

La acusación contra San Juan

La demanda iniciada con la construcción del Dique El Tambolar por La Pampa, a finales de 2018, involucra a San Juan y al Gobierno nacional. La embestida fue realizada por el Procurador General de Rentas de esa provincia, Hernán Pérez Araujo. El funcionario indicó al diario La Arena que 'lo que ha hecho La Pampa fue presentar una demanda de amparo ambiental con una medida cautelar, solicitando a la Corte que se paralice la obra y todos los trámites tendientes a su realización', hasta tanto se cumplan con una serie de requisitos exigidos por normativa nacionales. El procurador hizo referencia a la ley General del Ambiente, la de Régimen de Gestión Ambiental de Aguas y lo normado por la ley de Obras Hidráulicas, que establecen que es necesario llevar adelante audiencias públicas en las provincias y una evaluación de impacto ambiental integral por una obra que afecte a más de una jurisdicción.

Las autoridades pampeanas entienden que el río San Juan integra la cuenca del Desaguadero y nutre al río Salado, tal como lo hace el río Atuel de Mendoza. Incluso, La Pampa inició un planteo similar contra la vecina provincia en el que tuvo un fallo favorable por parte de la Corte Suprema, que obligó a Mendoza a asegurar un caudal mínimo sobre el río para mantener el ecosistema de La Pampa. Lo mismo exigen para el caso de San Juan. Al margen de este escenario, el máximo tribunal ya intervino en causas de conflictos de competencia en San Juan (ver aparte).

Luego de varios amagues, es la primera vez que La Pampa llega a la máxima instancia judicial del país por un dique sanjuanino, ya que sostiene que las presas le limitan recursos hídricos a su jurisdicción. Antes había encarado reclamos sólo ante Nación. Lo hizo con los embalses Los Caracoles, Punta Negra, Ullum y también con Cuesta del Viento, el cual está ubicado en Iglesia. En ninguno de los casos anteriores tuvo respuesta de las autoridades nacionales.

Fuente: Diario de Cuyo >> lea el artículo original