El mandatario, al exponer en una almuerzo de trabajo en la Fundación Mediterránea, dijo que 2018 'fue un muy buen año' porque se pudo disponer del 18,3% de los ingresos netos para destinar a pagar deuda y hacer obra pública por U$D 2.048 millones, y que ese índice 'es un porcentaje altísimo para cualquier Estado y también para una empresa'.

En ese contexto añadió que el consolidado de los tres años de gestión, 'nos indica que tuvimos un 16,5% de los ingresos netos como ahorro corriente'.

Asimismo, señaló que el gobierno federal debería plantearse el mismo escenario en cuanto a las cuentas públicas, porque 'mientras Argentina no resuelva el déficit fiscal va a ser siempre vulnerable a las crisis cíclicas que, realmente, nos castigan permanentemente'.

Fuente: Télam >> lea el artículo original