En el primer test electoral del año, el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, fue reelecto en su provincia con el 39,5 por ciento de los votos. En segundo lugar quedó el candidato de la unidad entre el Partido Justicialista y el kirchnerismo, Ramón Rioseco, con el 26,06. En tercer lugar quedó el candidato de Cambiemos, el radical Horacio “PechiQuiroga, con el 15,13 %.


Los resultados mostraron algunos aspectos clave en la primera elección provincial del año: en primer lugar el Movimiento Popular Neuquino (MPN) confirma su hegemonía en la provincia, con una nueve reelección. En segunda instancia, Rioseco - respaldado días atrás por Cristina Kirchner - perdió más de dos puntos en comparación con la elección de 2015. La Casa Rosada, a pesar de que su candidato quedó tercero, celebró la derrota del candidato K.

Otro dato que expresó el resultado fueron los errores de las encuestadoras, que daban una paridad entre Gutiérrez y Rioseco. Anoche, al celebrar su victoria, el gobernador reelecto disparó: “Este triunfo no lo previó ninguna encuestadora, pero cuando se quieren venir a llevar lo nuestro hay un pueblo que se pone de pie”.

Sobre todo en los días previos a la elección había una fuerte expectativa acerca de lo que podría pasar con los resultados, debido a que las encuestas mostraban a Rioseco muy cerca de Gutiérrez. En la Casa Rosada la lectura fue llamativa: es que si bien Cambiemos postuló a Quiroga, su propio candidato, en los últimos días se acercó con más fuerza al propio Gutiérrez.

Por más que no se trate de un distrito electoral con un gran caudal de votos, la provincia de Neuquén es clave para el Gobierno por el impacto que puede tener el desarrollo de la reserva petrolera de Vaca Muerta. Para la Casa Rosada es un aspecto clave. Anoche, tras conocerse los primeros resultados con una tendencia clara, Macri llamó al mandatario provincial para felicitarlo por la reelección.

Pero más allá de que el Gobierno transformó en su propia victoria la derrota de la alianza del PJ con el kirchnerismo, hay dos cifras muy importantes: en 2015, Cambiemos logró en Neuquén 19 puntos; mientras que en las legislativas de 2017 el candidato de la Casa Rosada obtuvo poco más de 28 por ciento de los votos.

Por otro lado, el MPN volvió a mostrar su poderío en la provincia que gobierna desde 1963. Para el gobernador reelecto se trató de “un triunfo contundente y claro” y calificó a la elección como “histórica”. “Esta continuidad da previsibilidad”, sostuvo, y desmarcó la elección en la provincia de las nacionales.

DENUNCIAS POR IRREGULARIDADES

En Neuquén se votó mediante el sistema de boleta única electrónica, que provocó duras críticas y graves denuncias de electores que aseguraban que la máquina no les permitió efectuar el voto que ellos marcaban, o que si bien la máquina decía una cosa, la boleta impresa señalaba otra opción que no era la elegida. Cerca del mediodía, el kirchnerismo hizo la denuncia ante el tribunal electoral, que minutos después indicó que se desarrollaban los comicios de manera normal.

Fuente: Big Bang News >> lea el artículo original