El acusado de golpear salvajemente a la locutora zondina Adriana Sánchez quedó en libertad, así lo decidió el juez del Segundo Juzgado de Instrucción, según comentó el abogado del acusado Carlos Daniel Rivadeo.

José Morales fue denunciado por su mujer y lo acusó de causarle palizas y también propinarle amenazas. Pero el juez decidió sobreseerlo del delito de lesiones doblemente agravadas y si, dejarlo procesado por amenazas simples, comentó el doctor Rivadeo.